#Venicontufrasco #Venicontubolsa #Devolveelempaque PRECIOS SUJETOS A MODIFICACIÓN

Más conocido como Diente de león, el amargón es una hierba que ayuda de forma considerable al organismo en diversos problemas de salud.

Además de fortalecer el organismo, también es empleado como remedio casero en muchísimos casos, su acción principal es ejercida en la sangre, pues la fortifica y alivia al hígado en sus procesos. El amargón es conocido por muchos pueblos, no solo en nuestra región, todos ven en esta hierba una gran aliada para tratar enfermedades difíciles. Es muy fácil hallarlo ya que no necesita cuidado alguno para crecer y generalmente se lo encuentra de manera silvestre.

El diente de León tiene sus propiedades curativas de excelencia, esta hierba contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, sustancias como calcio, fósforo, sodio, manganeso, etc. Contiene un jugo que es enemigo del ácido úrico por lo cual es muy conveniente hacer un remedio casero con ella quienes sufren de esas dolencias.

Algunos usos del Diente de león:

·        Depura la sangre

·        Aumenta los glóbulos rojos. Especial para enfermedades de la sangre y el hígado

·        Problemas de riñones

·        Anemia

·        Anorexia

·        Digestión difícil

·        Estreñimiento.

·        Problemas del bazo

·        Pulmonía

·        Fortifica las glándulas

·        Histeria

·        Diabetes

·        Cálculos biliares.

·        Debilidad

·        Renueva la sangre

·        Fortalece el organismo en su totalidad

·        Fortifica la visión.


Se puede comer cruda, en ensaladas, preparándola tal como cualquier preparado fresco, adicionándole jugo de limón y aceite.

También se puede preparar un té usando las flores y hojas. En un recipiente colocar 20 gramos de hojas y echar agua hirviendo (1 litro). Dejar reposar y tomar tibio o frío.


Se puede exprimir la planta completa, tallos, hojas, flores y raíz, para ello utilice un procesador de alimentos vegetales o licuándola. Guarde el jugo en frasco de vidrio y en lugar fresco. Se toma dos cucharadas por hora.


El líquido lechoso de la planta también es aprovechable. En casos de problemas oculares o de visión defectuosa, se puede emplear 2 gotas una vez por día aplicándolos directamente sobre los ojos.

AMARGÓN - DIENTE DE LEÓN - 50GR

$70,00

5% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Debido a la situación de cuarentena total en el país, los tiempos previstos de entrega pueden sufrir demoras.

Calculá el costo de envío

Más conocido como Diente de león, el amargón es una hierba que ayuda de forma considerable al organismo en diversos problemas de salud.

Además de fortalecer el organismo, también es empleado como remedio casero en muchísimos casos, su acción principal es ejercida en la sangre, pues la fortifica y alivia al hígado en sus procesos. El amargón es conocido por muchos pueblos, no solo en nuestra región, todos ven en esta hierba una gran aliada para tratar enfermedades difíciles. Es muy fácil hallarlo ya que no necesita cuidado alguno para crecer y generalmente se lo encuentra de manera silvestre.

El diente de León tiene sus propiedades curativas de excelencia, esta hierba contiene gran cantidad de vitaminas y minerales, sustancias como calcio, fósforo, sodio, manganeso, etc. Contiene un jugo que es enemigo del ácido úrico por lo cual es muy conveniente hacer un remedio casero con ella quienes sufren de esas dolencias.

Algunos usos del Diente de león:

·        Depura la sangre

·        Aumenta los glóbulos rojos. Especial para enfermedades de la sangre y el hígado

·        Problemas de riñones

·        Anemia

·        Anorexia

·        Digestión difícil

·        Estreñimiento.

·        Problemas del bazo

·        Pulmonía

·        Fortifica las glándulas

·        Histeria

·        Diabetes

·        Cálculos biliares.

·        Debilidad

·        Renueva la sangre

·        Fortalece el organismo en su totalidad

·        Fortifica la visión.


Se puede comer cruda, en ensaladas, preparándola tal como cualquier preparado fresco, adicionándole jugo de limón y aceite.

También se puede preparar un té usando las flores y hojas. En un recipiente colocar 20 gramos de hojas y echar agua hirviendo (1 litro). Dejar reposar y tomar tibio o frío.


Se puede exprimir la planta completa, tallos, hojas, flores y raíz, para ello utilice un procesador de alimentos vegetales o licuándola. Guarde el jugo en frasco de vidrio y en lugar fresco. Se toma dos cucharadas por hora.


El líquido lechoso de la planta también es aprovechable. En casos de problemas oculares o de visión defectuosa, se puede emplear 2 gotas una vez por día aplicándolos directamente sobre los ojos.

Mi carrito