#Venicontufrasco #Venicontubolsa #Devolveelempaque PRECIOS SUJETOS A MODIFICACIÓN

Científicamente se le conoce como Artemisia vulgaris. Sin embargo, esta planta también es llamada popularmente como “hierba de San Juan”. Se trata de una planta aromática, cuyo nombre proviene de la diosa griega Artemisa, hermana de Apolo, protectora de la mujer.

La planta artemisa es nativa de los continentes de Europa, Asia y del Norte de África. Es una planta herbácea, la cual puede alcanzar una altura que oscila entre uno a dos metros. Sus flores son pequeñas, de aproximadamente 5 mm de longitud, simétricas y de colores amarillos o rojos y generalmente crecen durante el verano.

Propiedades de la artemisa.

Sus propiedades medicinales son ampliamente conocidas desde épocas antiguas. Esta planta fue una de las utilizadas por el hombre al comienzo de las primeras poblaciones de la humanidad. Desde entonces, las flores, los tallos y las hojas de la artemisa han sido empleados en la medicina natural para elaborar diferentes remedios caseros.

Contiene aceites esenciales, mucílagos, colina, resinas taninos y otros compuestos que le otorgan propiedades medicinales naturales como planta antiparasitaria, antibacteriana, analgésica, anticonvulsiva, antiséptica, emoliente, antiinflamatoria, calmante, tónica, estimulante y aperitiva.

La planta Artemisa es utilizada en infusiones y en tintura, así como también en composiciones secas y fluidas (como en aceite esencial y en jarabe, por ejemplo).

La Artemisa es también empleada en la medicina tradicional china, específicamente en prácticas realizadas por los acupunturistas.

Beneficios y usos de la artemisa.

·        Es recomendada para combatir los resfriados y las gripes.

·        Sus propiedades diuréticas contribuyen a estimular los riñones, evitando así la retención de líquidos.

·        Ayuda a facilitar los procesos digestivos, evitando náuseas y flatulencias. Igualmente, ayuda con la absorción de los nutrientes de los alimentos.

·        Combate los procesos bronquiales, actuando como expectorante en la eliminación de la mucosidad.

·        Es recomendada en casos de estrés y fatiga, tanto física como mental.

·        Es un excelente regulador del aparato reproductivo de la mujer, fortaleciendo la matriz. Por eso, su consumo es recomendado para regular la menstruación en aquellas mujeres que sufren de dolores intensos o de poco flujo menstrual.

·        Bloquea y previene el sangrado de las fosas nasales.

·        Es un excelente remedio para combatir los parásitos intestinales.

·        Ayuda a purificar la sangre en el organismo, permitiendo la eliminación de toxinas.

¿Cómo se consume la artemisa?

La planta de la artemisa puede ser preparada y consumida como una infusión o tintura. Puedes conseguirla en su forma pulverizada, y se recomienda un consumo moderado entre los 500 miligramos y los 3 gramos. Su dosis no debe sobrepasar los 6 gramos diarios. Igualmente, se recomienda su consumo por un tiempo menor a dos semanas continuas.

Para la preparación de las infusiones, se requiere 15 gramos de hojas secas por cada 500 ml de agua hirviendo. Para los casos de dolores menstruales, se recomienda que la mujer ingiera dicha infusión 2-3 veces al día.

ARTEMISA - HIERBA DE SAN JUAN - 50GR

$40,00

5% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

Ver formas de pago

Debido a la situación de cuarentena total en el país, los tiempos previstos de entrega pueden sufrir demoras.

Calculá el costo de envío

Científicamente se le conoce como Artemisia vulgaris. Sin embargo, esta planta también es llamada popularmente como “hierba de San Juan”. Se trata de una planta aromática, cuyo nombre proviene de la diosa griega Artemisa, hermana de Apolo, protectora de la mujer.

La planta artemisa es nativa de los continentes de Europa, Asia y del Norte de África. Es una planta herbácea, la cual puede alcanzar una altura que oscila entre uno a dos metros. Sus flores son pequeñas, de aproximadamente 5 mm de longitud, simétricas y de colores amarillos o rojos y generalmente crecen durante el verano.

Propiedades de la artemisa.

Sus propiedades medicinales son ampliamente conocidas desde épocas antiguas. Esta planta fue una de las utilizadas por el hombre al comienzo de las primeras poblaciones de la humanidad. Desde entonces, las flores, los tallos y las hojas de la artemisa han sido empleados en la medicina natural para elaborar diferentes remedios caseros.

Contiene aceites esenciales, mucílagos, colina, resinas taninos y otros compuestos que le otorgan propiedades medicinales naturales como planta antiparasitaria, antibacteriana, analgésica, anticonvulsiva, antiséptica, emoliente, antiinflamatoria, calmante, tónica, estimulante y aperitiva.

La planta Artemisa es utilizada en infusiones y en tintura, así como también en composiciones secas y fluidas (como en aceite esencial y en jarabe, por ejemplo).

La Artemisa es también empleada en la medicina tradicional china, específicamente en prácticas realizadas por los acupunturistas.

Beneficios y usos de la artemisa.

·        Es recomendada para combatir los resfriados y las gripes.

·        Sus propiedades diuréticas contribuyen a estimular los riñones, evitando así la retención de líquidos.

·        Ayuda a facilitar los procesos digestivos, evitando náuseas y flatulencias. Igualmente, ayuda con la absorción de los nutrientes de los alimentos.

·        Combate los procesos bronquiales, actuando como expectorante en la eliminación de la mucosidad.

·        Es recomendada en casos de estrés y fatiga, tanto física como mental.

·        Es un excelente regulador del aparato reproductivo de la mujer, fortaleciendo la matriz. Por eso, su consumo es recomendado para regular la menstruación en aquellas mujeres que sufren de dolores intensos o de poco flujo menstrual.

·        Bloquea y previene el sangrado de las fosas nasales.

·        Es un excelente remedio para combatir los parásitos intestinales.

·        Ayuda a purificar la sangre en el organismo, permitiendo la eliminación de toxinas.

¿Cómo se consume la artemisa?

La planta de la artemisa puede ser preparada y consumida como una infusión o tintura. Puedes conseguirla en su forma pulverizada, y se recomienda un consumo moderado entre los 500 miligramos y los 3 gramos. Su dosis no debe sobrepasar los 6 gramos diarios. Igualmente, se recomienda su consumo por un tiempo menor a dos semanas continuas.

Para la preparación de las infusiones, se requiere 15 gramos de hojas secas por cada 500 ml de agua hirviendo. Para los casos de dolores menstruales, se recomienda que la mujer ingiera dicha infusión 2-3 veces al día.

Mi carrito